Volver a TDA

ESTRATEGIAS METODOLÓGICAS
PARA LA ESCUELA

Las estrategias metodológicas para trabajar dentro de la sala de clases específicamente pueden poseer diferentes orientaciones dependiendo éstas de cual es la meta a lograr por parte del profesional que las lleva a cabo. Los profesores somos los primeros en tener que abordar a los alumnos con problemas atencionales y generalmente nos encontramos con que las herramientas de solución que cada uno de nosotros conoce se agotan en un corto tiempo, otras además no consiguen los resultados esperados y en algunas ocasiones parecieran estar totalmente descontextualizadas. Sin duda una de las variables que está inmersa en esta problemática es la falta de conocimiento por parte de los mismos profesores sobre el tema del Trastorno por Déficit de la Atención, sin duda no por una falta de motivación o investigación sino más bien por ser un área muy específica y de difícil o incompleta difusión.

Frente a tal realidad y con la intención de poder aportar con un grano de arena al mejoramiento de los niveles de trabajo de los docentes de tantas y tantas escuelas, es que se han elaborado, recopilado y sintetizado una serie de estrategias metodológicas que pueden ser aplicadas en el trabajo con alumnos que poseen TDA con y sin hiperactividad. Es importante dejar en claro que estas estrategias de trabajo no son una receta única e inmodificable, que pueda ser efectiva para todos los alumnos que posean un TDA, sino más bien una orientación en la cual la efectividad de ésta va a depender del trabajo y del sello personal que cada profesor le otorgue.

Un elemento importante a considerar en el trabajo con niños con TDA, es el aporte fundamental que hace la familia, por lo tanto éstos pasan a formar un elemento más del equipo de trabajo. La labor docente por lo tanto debiera poseer una de las estrategias de trabajo orientadas a la familia. En términos de buscar en ellos la fuente directa de información del alumno, además de poder contar con ellos para las tareas que se puedan llevar en conjunto.

Los talleres para padres, en donde a través de charlas, interiorización de los problemas que afectan a sus hijos, el reconocer que en determinadas ocasiones no se ha tomado conciencia de la problemática, etc. se convierten en herramientas importantes de trabajo en el hogar en apoyo de la labor docente.

Para poder llevara cabo cualquier estrategia de trabajo dentro de la sala de clases y que ésta sea efectiva, pasa inicialmente por un trabajo colaborativo con los otros docentes, directivos y la familia. Se hace imprescindible que la mayor cantidad de personas posibles maneje la información necesaria sobre el TDA, sus características, su etiología y sus distintas variaciones. De esta forma el trabajo en equipo se hace más llevadero, obteniéndose por tanto mayores éxitos en la labor que se emprende.

I. PRIMERA ESTRATEGIA
La autora Isabel Orjales villar, en su libro “Déficit de Atención con Hiperactividad: Manual Para Padres y Educadores” de Ediciones CEPE, Madrid año 1998. Establece una serie de estrategias para que el maestro(a) facilite su labor en el aula. Estas estrategias van a permitir además que el profesor tome conciencia de las cuales son las realidades a las que se ve enfrentado un niño que presenta Trastorno por Déficit de la Atención, y de esta forma poder ayudarlo y a la vez ayudarse en su labor docente.

A continuación se presentan algunas de las estrategias de la Dra. Orjales:

1. Para cada una de las conductas que quieras cambiar en tu alumno trata de utilizar el mayor número de aproximaciones diferentes al problema. Dentro de este punto la autora plantea:
a) Si el alumno no termina la tarea premiarlo por lo que ha hecho
b) Adaptar el entorno de la sala, ubicando al alumno cerca de la mesa del profesor
c) Sentar al alumno en una mesa solo, y si es necesario frente a la pared en momentos que se requiera mayor atención
d) Adaptar la exigencia de las tareas haciendo que él las pueda realizar por parte
e) Ponerle un límite de tiempo de trabajo si se evidencia cansancio o desmotivación
f) Prestarle atención en momentos en que sí está concentrado, acariciándole la cabeza o parándose cerca de su mesa y sonriendo.

2. Retira la atención a las malas conductas cuando éstas se produzcan con mucha frecuencia y refuerza (premia) con atención las contrarias.
a) Ignorar al alumno cuando se levante de su lugar para llamar la atención
b) Ignorarle cuando repita una palabra o frase para llama la atención.

3. Plantea las normas de clase para todos, no sólo para el niño hiperactivo y desatento.
a) No se puede correr por el pasillo, el que lo hace deberá entrenarse para caminar por dicho pasillo muy lento 5 veces.

4. Trata de evitar aquellas situaciones en que sabes que un niño hiperactivo no se puede controlar
a) Evitar esperas en la fila, hacer que él / ella sea la persona que cierre la puerta o al contrario que abra la puerta para que entre el curso.

5. Recuerda que no puedes cambiar todas las conductas al mismo tiempo. Comienza por cambiar las menos difíciles.

6. Tan importante es adaptar la tarea a un niño(a) como programar un sistema de registro para que este compruebe de forma visible que mejora en su trabajo.

7. Si quieres modificar una conducta debes desmenuzarla en pasos pequeños y reforzar cada uno de ellos. Al final conseguirás la conducta completa, por ejemplo, comienza por reforzarle que termine cada pregunta de una ficha, después le podrás exigir que además lo haga con buena letra y más tarde que el contenido sea también correcto.



II. SEGUNDA ESTRATEGIA
" TRABAJO CON GRUPOS NATURALES AL INTERIOR DEL CURSO”

Mag. Miguel Osorio Cofré.

DESCRIPCIÓN:

Esta estrategia fue desarrollada en algunos establecimientos educacionales desde 1980 hasta la actualidad, por el señor Miguel Osorio Magister en Educación Especial, en diferentes ciudades Chile.
Ésta se define como una alternativa real de trabajo dentro de la sala de clases que además de poder abordar el tema del Trastorno por Déficit de la Atención, permitiendo un nivel de desarrollo de los alumnos en términos globales.
El diseño está referido a formar grupos de trabajo de no más de 6 alumnos lo que implica una organización diferente del grupo curso. Cada grupo va a ser elaborado por el profesor con la finalidad de que sea lo más heterogéneo posible incorporándose en cada uno de ellos 1 alumno más conflictivo, 1 de más alto rendimiento académico, 1 más tímido, 1 con TDA, 1 con condiciones de líderes, etc. La idea es que se mezclen alumnos más aventajados con otros que no lo son tanto.
Cada grupo del curso debe tener su nombre propio, su distintivo o logo, su líder o coordinador, una característica esencial de todos, un cuaderno de registro de actividades, una calendarización de las actividades o roles que le competen a cada uno de los integrantes del grupo, etc.
Dentro de las normas del profesor y que rigen a todos y cada uno de los grupos formados es que los logros y fracasos que se obtengan, ya sean por uno o varios miembros del grupo, el premio o sanción compete a todo el grupo. Por lo tanto lo que se espera es un trabajo en equipo una construcción social del trabajo y no un trabajo en términos individualistas.
Los contenidos de las asignaturas o materias se deben continuar trabajando con la habitualidad de siempre ya que el trabajo grupal es permanente. Si se trata de clases expositivas los alumnos no debieran cambiar de posición sus bancos para atender a las explicaciones del profesor, sino más bien girar sólo su cuerpo en dirección del profesor hasta que finalice la explicación. Con esta idea se desea plantear que la formación de los grupos no se debe alterar por ningún motivo, para no perder la consolidación como tal.
Un elemento a considerar es la colaboración de los demás profesores que dan clases a determinado curso, para poder mantener la estrategia a través del tiempo. Esto se hace posible siempre y cuando se les entregue los fundamentos y la información necesaria al resto del cuerpo docente, ya que de esta forma se los involucra en el trabajo realizado.
Según Osorio el trabajo con los padres es un requisito obligatorio, ya que la falta de información por parte de la familia puede transformarse en factor de fracaso del proyecto. Trabajar con los padres implica realizar talleres, charlas, en donde se traten temas como la diversidad, el trabajo responsable, el reconocimiento de las propias fortalezas y debilidades, entre otros.

III TERCERA ESTRATEGIA

“FICHA DE AUTOCONTROL DEL ALUMNO”

DESCRIPCIÓN:

Esta estrategia ha sido diseñada con la finalidad de favorecer los procesos de toma de conciencia de alumnos que presenta un TDA, a nivel de su desenvolvimiento escolar y familiar.
La Ficha de Autocontrol ha sido llevada a cabo con personas que poseen algún tipo de problemas en el ámbito escolar ya sea de aprendizaje, conductual, etc., hace varios años tanto a nivel de consulta psicopedagógica particular, en grupos diferenciales, salas de clases por profesores jefes y de asignaturas. Siempre contando con el apoyo de los padres en esta labor.
La idea es que el alumno diariamente complete en una ficha entre 6 a 12 ítems, en los cuales él/ella deberá calificar el desarrollo de cada uno de estos ítems, con la finalidad de poder tener un registro de los avances y de los descensos que haya tenido durante un mes en su manejo académico, familiar, hábitos de estudio, etc. El compromiso por el trabajo con la ficha de autocontrol se hace fundamental, ya que esta actividad no debe convertirse en una actividad obligatoria o de simple rutina, sino una autoevaluación a conciencia y responsablemente hecha.
La construcción de la ficha debe hacerse en conjunto con el alumno e incorporando algunas sugerencias de los padres, para así tener una panorámica más completa de las actividades del niño(a). Es importante que la extensión de la ficha no sea demasiado grande para no cansar a quien debe completarla.
La evaluación debe hacerse en conjunto entre el profesor y el alumno el último día de cada semana, además de una evaluación más global a la finalización del mes, y una evaluación sumativa cada tres meses para ver los cambios ocurridos.
Si al inicio la completación de la ficha no motiva al alumno o le es muy difícil se ha de mediar en términos de la importancia que esta posee no tanto para el profesor o los padres, sino más bien para un conocimiento personal de quien la va a completar.

IV CUARTA ESTRATEGIA

PROGRAMA DE ENRIQUECIMIENTO Y ESTIMULACION DE LA AUTOESTIMA PARA SER DESARROLLADO EN GRUPOS DIFERENCIALES

Katia Sandoval y otras 1993

Este programa fue diseñado por profesionales del área de la educación diferencial a partir de una evaluación que se realizó a alumnos que asistían regularmente a grupos diferenciales en 3 establecimientos de la ciudad de Viña del Mar. A partir de esta evaluación se pudo constatar que los menores presentaban un descenso importante en el manejo de la autoestima, por lo que se diseñó un programa para poder elevar y mejorar los niveles de ésta.

Este programa nació entonces con la intención de poder ser un instrumento de desarrollo y fortalecimiento de la autoestima para muchos de los alumnos que de una u otra forma no lograban desarrollarse, ni rendir completamente dentro del sistema escolar común.

Esta propuesta de mejoramiento de la autoestima atañe principalmente a dos áreas de desarrollo, específicamente a la “identificación del propio cuerpo, el conocimiento y aceptación de su personalidad”, y a la “interiorización de su rol y el de los integrantes de su grupo familiar”, principalmente por que fueron las áreas más descendidas encontradas en la evaluación de la muestra con el “Test de Completación de frases de amplio espectro YO OPINO YO SIENTO” de los autores Fox y col. En la adaptación de Valenzuela Álvaro.

Volver a TDA